Por Paula Rodeiro

    Convenio Multilateral Ingresos Brutos de la Provincia de Buenos Aires Arba

    El Impuesto de Ingresos Brutos y El Convenio Multilateral visto desde diferentes ópticas.

    Actualmente, los contribuyentes encuentran diversos desacuerdos en el régimen general de percepciones del Impuesto generado para Ingresos Brutos y que tiene su base jurídica en el artículo 244 de la Disposición Normativa Serio B n° 1/2004. De manera puntual tocaremos el caso de contribuyentes que se encuentran en uno de los regímenes particulares del Convenio Multilateral y cuyas labores no se encuentran dentro de la provincia de Buenos Aires.

    Analicemos el caso de una empresa dedicada a la construcción cuyo domicilio fiscal se encuentran en la provincia de Neuquén pero su obra está establecida en la provincia de Mendoza. Para esta empresa, sus posibilidades de provisión se encuentran en la Provincia de Buenos Aires, sin embargo a pesar de contar con su propio transporte para movilizar los materiales hasta la obra, en un momento inesperado el método tradicional sufre alteraciones, así que, pasan a retirar de la propia fuente del proveedor los materiales que necesita.

    No es necesario a primera vista, tener en un amplio conocimiento al respecto, ya que de momento podría suponerse que la situación de la empresa dedicada a la construcción –en su aspecto tributario- mantiene las mismas condiciones aunque hubiese cambiado el sitio de entrega de los insumos que necesita. Inicialmente en la propia construcción y luego en el lugar donde se provee de materiales), sin embargo no es asi mientras se mantenga la normativa reglamentaria sin ser vuelta a analizar por el Fisco Provincial

    El rubro de la construcción se ordena por un régimen diferente que ha contemplado el Convenio Multilateral en su artículo 6°, que determina que el ingreso proveniente de una obra (base del impuesto sobre ingresos brutos) es distribuido así: el 90% al lugar donde se desarrolla la obra y el otro porcentaje restante será para la provincia en donde se encuentre establecido el domicilio fiscal de la empresa que realiza la construcción. En nuestro ejemplo anterior de Neuquén y Mendoza, es claro que la provincia de Buenos Aires no es quién se beneficia de la base imponible de dicha construcción.

    Así pues, el artículo 344 en su párrafo número 15 especifica que "cuando el agente de percepción realice una una operación con un sujeto no incluido en el padrón de contribuyentes, deberá percibir el impuesto aplicando, sobre el monto determinado de conformidad al artículo 342, una alícuota del seis por ciento (6%), siempre que, tratándose de la adquisición de cosas, locación de cosas, obras o servicios y prestaciones de servicios, la entrega o realización tenga lugar en jurisdicción de la provincia de Buenos Aires".

    Tanto que quien provee los insumos a la empresa de construcción haga la entrega de materiales en el lugar de la obra, en este caso Mendoza, esta norma no tiene aplicación puesto que la percepción del 6%solo se lleva a cabo si a) si el tributario no está incorporado en el registro (que para el caso de nuestro ejemplo no debería ser así ya que la empresa ejerce su actividad en la provincia) y b) que la entrega de los insumos se lleve acabo en la competencia provincial.

    En caso de que la empresa que suministra los insumos cambie su manera de venta y tenga que ser la misma empresa de construcción, ya sea por sí sola o mediante otros contratistas que lo transporten, traslada sus insumos en Buenos Aires, puesto que allí quedará registrado el doble test a través del cual se hace la percepción del impuesto que generan los ingresos brutos.

    Así pues, podríamos tener entonces el interrogante respecto a cuál es el inconveniente que se genera para la empresa de construcción en mención; la cual tendrá que hacer su contribución de impuesto para las autoridades de Neuquén y Mendoza, bajo el sistema administrativo especial del Convenio Multilateral para empresas dedicadas a la construcción y de otra parte, recaudará permanentemente créditos fiscales, -percepción- en la provincia de Buenos Aires, dominio en el cual no está llevando a cabo ninguna actividad.

    De esta manera tenemos que en cada una de las adquisiciones de insumo que se lleve a cabo, se le facturará y por ende tendrá que hacer el respectivo pago, la recaudación por un valor igual al 6% del valor de la compra total neto del IVA la cual no será tenida en cuenta en la declaración juramentada del gravamen Bruto, causando una, detención poco productiva del capital de trabajo.

    Claro está que el Código Fiscal, coloca al servicio de los tributarios que se pasen por una experiencia similar a la del ejemplo ya explicitado, la facilidad de hacer uso de la devolución prevista por este, sin embargo, siendo un procedimiento que podría estar libre o a disposición inmediata, no lo es, y se deberá asumir el costo que implica la no movilización del capital, al igual que la remuneración que se genere de toda esta actividad.

    Adicionalmente, para poder optimizar el tiempo, tendría que realizarse tantas devoluciones como captaciones se tengan y a la misma hora de cancelarlas.

    Este sinsentido debería ser tenido en cuenta por el Fisco Provincial, ajustando la norma para evitar desajustes innecesarios a los ciudadanos que tributan en otras jurisdicciones.

    Al completar tus datos podremos informarte de tu situación actual ante la AFIP y luego podrás si deseas solicitar el trámite que necesites. Valor del trámite $100 pesos