Por Paula Rodeiro

    Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente 2014

    El Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente 2014 se empleará en las siguientes situaciones:

    El mismo sustituye el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes Eventuales.

    En caso de desarrollar actividad de fabricación o modificación de materias primas. Dicha actividad deberá ejercerse en el hogar del trabajador independiente promovido, o bien, en la vía pública.

    En caso de desempeñar la actividad relacionada a las artesanías. Dicha actividad deberá realizarla en la vía pública, aún cuando la fabricación de los productos se haga en el hogar del trabajador independiente promovido.

    En caso de que la actividad que se desarrolle sea primaria. Deberá realizar dicha actividad dentro del predio que posee su hogar.

    La AFIP dispone el catálogo de códigos de las actividades que pueden encuadrarse en el Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente, según lo señalado en la Resolución General 2746, en el Anexo 1.

    Para poder adherirse y permanecer en el Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente, habrá que seguir con las condiciones aquí citadas:

    • Ser sujeto físico mayor de 18 años.
    • Desarrollar una única actividad que sea independiente. La misma no puede ser ni prestaciones de servicios, ni operaciones de cosas muebles.
    • No poseer local estable, excepto en el caso de realizar la actividad en el hogar.
    • Obtener sólo ingresos provenientes de esa actividad. Es decir, que no pueden incorporarse al Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente: Los empleados que realizan su actividad en relación de dependencia; quienes tengan ingresos de tipo nacional, provincial, o municipal, salvo aquellos adquiridos por planes sociales; los jubilados y los pensionados.
    • No poseer más de un local.
    • No efectuar más de seis operaciones con un mismo sujeto en el año, si se trata de locación o de prestaciones de servicios.
    • No superar los mil pesos en cada una de las operaciones, si éstas fueron hechas con frecuencia.
    • No ser empleador.
    • No ser tributario del impuesto de los bienes personales.
    • No haber obtenido ingresos brutos de más de 24 mil pesos durante el último año, a partir de la adhesión al Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente. En caso de descubrir ingresos previos a ese lapso, los mismos deberán considerarse, en base al límite citado.
    • Percibir ingresos brutos, en el último año transcurrido anterior a aquel en que se obtiene cada nuevo ingreso, que no superen los 24 mil pesos, considerando el ingreso a cobrar.

    Quedan exentos de dichos límites, sólo por una vez, aquellos ingresos brutos a considerar, que superen el parámetro establecido citado en el párrafo anterior, en un máximo de 5 mil pesos, a los cuales habrá que agregarles los ingresos obtenidos anteriores a esos períodos.

    Para aquel que sea profesional, no deben haber transcurrido más de dos años desde el momento en que adquirió el respectivo título, el cual se habrá tenido que obtener sin haber estado obligado a pagar las matrículas, ni las cuotas correspondientes a los estudios realizados.

    En estos casos, se considerará ese plazo desde el día en que se recibe el título universitario, independientemente de la fecha en la que haya obtenido la matrícula de habilitación.

    Cuota de Inclusión Social:

    • Dicha cuota es para abonar ¨a cuenta¨ las cotizaciones previsionales que tiene que pagar el contribuyente, que se disponen en el Anexo del Art. Nº 39, inciso a). Las cuales equivalen a 110 pesos.
    • La cuota de Inclusión Social ha sido determinada por el Poder Ejecutivo de la Nación en el monto mínimo correspondiente al 5% de los ingresos brutos que el trabajador independiente promovido percibe cada mes.
    • La cuota tendrá que ser ingresada como fecha límite el 20 de cada mes, considerando las operaciones realizadas en el mes precedente.
    • Quienes estén inscriptos al Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente, tendrán que computar, cada año, los meses cancelados, y las cuotas ingresadas tendrán que ser dirigidas a los nuevos aportes de cada mes, hasta que finalicen esas cuotas.

    Conforme a lo señalado previamente, en el caso en que las cuotas abonadas sean menos que la cantidad de meses que el trabajador permaneció en el Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente, éste podrá incluir las cotizaciones de los cuotas que pagó, o una parte de éstas, al importe actual, en el momento de efectuar el pago, a fin de permanecer con la condición de aportante regular.

    Al completar tus datos podremos informarte de tu situación actual ante la AFIP y luego podrás si deseas solicitar el trámite que necesites. Valor del trámite $100 pesos