Por Paula Rodeiro

    Requisitos Tramite Monotributo 2014

    Ayuda para realizar el Tramite Monotributo 2014

    En esta página se encontrará el asesoramiento indicado para encuadrarse en la categoría adecuada, a fin de actuar según lo establece la AFIP, cuando se hace el tramite Monotributo 2014

    Comúnmente, al momento de efectuar el tramite Monotributo 2014, suele inscribirse en la menor categoría, con el objetivo de pagar menos, de acuerdo al parecer de cada persona. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Monotributo es, como su nombre lo indica, una opción determinada según los parámetros asignados por la AFIP.

    • Dichos parámetros consisten en:
    • La energía eléctrica utilizada
    • Los ingresos percibidos por las operaciones realizadas en el mes
    • La superficie que tiene el establecimiento empleado para la actividad
    • El contrato de locación.

    Quienes, al hacer el tramite Monotributo 2014, no conocen los valores exactos de las categorías que les corresponden, tendrán que seleccionar una categoría, empleando un valor estimativo sensato.

    Mediante el contrato de locación, se deducirá un monto anual, cuyo valor determinará lo que habrá que pagar mientras permanezca en el Tramite Monotributo 2014, hasta la oportunidad de tener que pasar a adquirir la condición de responsable inscripto.

    Las categorías que componen el Monotributo son :¨B¨ hasta 24 mil pesos al año, ¨C¨ hasta 36 mil pesos al año, ¨D¨ hasta 48 mil pesos al año y ¨E¨ hasta 72 mil pesos al año. Dichos valores, son considerados como bien remuneradas para el común de la sociedad, más que nada las 3 últimas. Sin embargo, en caso de una fiscalización no son estimadas como tal.

    Si se tienen en cuenta los ingresos brutos percibidos, los gastos ingresados de alquiler, el Monotributo, los servicios públicos que se utilizan, además de los gastos necesarios para vivir y para mantener a una familia, la AFIP, al momento de hacer una inspección, si observa gran cantidad y variedad de mercadería en el negocio, podrá objetar que dicho importe no es el verdadero.

    Si tomamos como base la menor categoría, la ¨B¨, en la cual el monto declarado es de 2 mil pesos. En ese caso, si el sujeto no alquila, es dueño de una propiedad, y realiza la actividad en su hogar, obteniendo 2 mil pesos, dice ganar entre 800 y 900 pesos como máximo, con diferencias del 40% o del 50%, en un área que lo admita.

    Pero, si se puede observar que posee mucha mercadería a la vista, la AFIP le cuestionará, mediante una evaluación aparente, que no coincide con lo que declaró, ya que dicha cifra no alcanzaría para pagar todos los gastos que tiene aquel que permanece todo el día trabajando en un comercio.

    Una persona que se encuentra nueve horas a cargo de un local, debería obtener un salario correspondiente a su trabajo.

    Y si dicho sujeto, declara percibir 2 mil pesos al mes, estando lleno de mercadería, claramente no es lo adecuado.

    Por ende, aquel que posee mercadería, es por realizar ventas, y en ese caso, venderá más de lo que declara. Y si además se consideran los gastos de alquiler, de electricidad, y más aún, si se tiene algún empleado.

    Al momento de una fiscalización por parte de la AFIP, no se podrán justificar dichas discordancias. Por lo cual, al presentarse una sanción, se procederá a efectuar una recategorización de oficio.

    La mencionada sanción será por no haberse categorizado en el Monotributo correspondiente a valores 2, o 3 veces mayores.

    Los inspectores de la AFIP tienen la facultad de poder establecer qué categoría le corresponde a aquellos a los que se les analizó el stock que tienen de mercadería. Así, se podrán asignar la categoría ¨F¨, la ¨G¨, o la ¨H¨. En el caso que se encuentren empleados que no están en blanco, aumentaría la sanción.

    Las categorías que van desde la ¨B¨ hasta la ¨E¨, son bastante discutibles, considerando el punto de vista existente, porque 6 mil pesos al mes es un valor que no podrá admitirse como un negocio que está debidamente inscripto , a no ser que se trate de pequeños comercios, con escasa mercadería, dentro del área del Gran Buenos Aires, o por ejemplo, en un barrio del interior, o en pueblos humildes.

    Dentro de la zona de Capital Federal, y el Gran Buenos Aires, donde se encuentran las áreas de comercios más importantes, no se puede argumentar percibir 6 mil pesos al mes, teniendo en cuenta los gastos de alquiler.

    Por ejemplo, no es posible pagar el alquiler de un local de 1.500, o 2.000 pesos, en caso de estar bien ubicado, y declarar que se perciben ingresos de 3.000, 4.000, o 5.000 pesos al mes. Es fundamental aclarar esto, porque muchas personas creen que, sólo por haberse adherido al Monotributo, y abonar la cuota todos los meses, alcanza. Y en realidad, hay situaciones en las que es preferible no inscribirse.

    Porque, por ejemplo, si un sujeto que no está adherido al Monotributo, está en negro, o sea que no tiene registro en la AFIP, no figura como existente, y se le exige la inscripción, el mismo podrá justificar su situación diciendo que no generó ventas.

    Sin embargo, hasta dicha circunstancia, al no estar registrado en la AFIP, no se puede precisar el monto evadido.

    Naturalmente,se determinará una sanción considerable, pero sin poder precisar la cifra que se evadió.

    Distinta situación sería si se efectúa el correspondiente tramite Monotributo 2014 en la dependencia de AFIP, registrando el nombre y apellido, el Nº de D.N.I., la respectiva fotografía, las huellas dactilares.

    De esa forma, se estaría comprobando que la persona es quien dice der, adjuntando la documentación referente a su casa, a su negocio, y todos los certificados que sean necesarios para gestionar la clave fiscal, y así realizar el Tramite Monotributo 2014

    Pero al momento de haber otorgado toda la documentación que acredite quién es el sujeto, como se llama, dónde realiza su actividad comercial, dónde está su vivienda, se procede a mentir, y falsificar aquello que sea referente al comercio.

    Dicha situación sería como si un sujeto que roba, fuese a registrar a Renar, el arma que utiliza para eso.

    Es decir, que no tiene efecto registrarse para después no efectuar la facturación, siendo responsable inscripto.

    Ni tampoco sirve efectuar el trámite de inscripción en el Monotributo, si después se va a realizar una categoría menor a la verdadera, para poder pagar menos de cuota de Monotributo al mes, y así contar con la posibilidad de una fiscalización con importantes sanciones.

    Asimismo, no es aconsejable la idea de no hacer el trámite Monotributo 2014. Sólo que, en esa situación, no habría forma de saber quién es el sujeto, ni tampoco la ubicación del negocio.

    En tanto, alguien que dice vender los montos que corresponden a la menor categoría, y paga $220 al mes de Monotributo, y después la AFIP le computa un monto generado por las ventas de 18 mil pesos al mes, al cual le corresponde una cuota de 1.400 pesos, por lo que se acumulará un valor de $1.200 por cada mes que evadió. Si desde que se inició el nuevo régimen de Monotributo, el contribuyente lleva más de un año con deudas, el monto que se tendrá que abonar en la AFIP corresponde a $1.200 por doce meses. Con lo cual, sumaría un importe aproximado a los $14.000 de evasión, más punitorios, gastos de clausura, y de multa, obteniendo un total mayor al doble del monto inicial, cerca de los 30 mil pesos.

    Hay que saber que la AFIP, hoy en día, posee todos los datos de las personas que hicieron su Tramite Monotributo 2014 y los movimientos de dinero que realice, como ser: el registro de la propiedad, los gastos de consumo, de tarjeta de crédito, de escuela, registro automotor, el sistema bancario, financiero, hipotecario, etc.

    Por lo cual, el inspector que visite un comercio que realizo su alta en el Monotributo, va a conocer quién es el sujeto que está a cargo, cuáles son sus movimientos financieros y comerciales, cuánto gasta en electrodomésticos, en celulares, escuelas, etc.

    Asimismo, aquella persona que esta dentro del Monotributo, declara pertenecer a la categoría ¨C¨, y dice obtener ingresos de 4 mil pesos al mes por las ventas realizadas. El agente de AFIP sabrá que dicho sujeto se está perjudicando.

    En el caso de las mayores categorías, la ¨J¨, la ¨K¨ y la ¨L¨, las mismas no podrán emplearse debido a que sus valores de facturación comprenden cuotas mensuales muy elevadas. Además, dichas categorías exigen a sus empleados a realizar la actividad en blanco, efectuando las declaraciones juradas cuatrimestrales. Por lo que, la única manera de llevarlo a la práctica sería obteniendo la condición de responsable inscripto.

    En el caso de dejar afuera las 4 primeras categorías, al ser montos muy bajos, considerando la posibilidad de haber inscripto pequeños comercios, y también descartamos las últimas 3, al ser las más inaccesibles, quedan como las 4 categorías concretas del Tramite Monotributo 2014, la ¨F¨, la ¨G¨, la ¨H¨ y la ¨I¨. Las cuales tendrán que justificarse cada cuatrimestre, a través de las declaraciones juradas.

    Dichas declaraciones comprenden gran cantidad de datos referentes a los importes generados, ingresados, a los proveedores, a aquellos clientes con los que más se opera, lo que lleva a efectuar un registro.

    Hasta aquí, todo lo que se referia al Monotributo, recibía el nombre de régimen simplificado, debido a que

    no ocurría. Pero ahora, dejó de ser simplificado, ya que para poder hacer la declaración ante la AFIP, de los clientes más relevantes de venta, habrá que contar con un registro de los mismos, y conocer el importe que se les vende todos los meses.

    Y también, el hecho de realizar compras de mercadería, a veces en blanco, y otras veces en negro, prestaría a la confusión.

    Por lo que se generaría un desorden que, en estas instancias, se exhibe ante el registro de los proveedores que realizan las compras en blanco. En el mismo, las mercaderías que tienen que estar declaradas, más los datos de los clientes que tienen que otorgarse a la AFIP, serán llevados a un control electrónico, donde se confrontará con las ventas que declaró el mayorista, saliendo la verdad a la luz.

    Dicho proceso es generado gracias al avance de la tecnología que existe en la actualidad. De todas formas, es aconsejable asesorarse con un contador público.

    También es importante aclarar que, el uso de la factura electrónica para la cuota de Monotributo, es para las categorias mas altas del Monotributo y tienen un costo mínimo.

    Con lo cual, hay que destacar que para evitar sanciones y clausuras inútiles, es conveniente tener regularizada la situación ante la AFIP y los Ingresos Brutos.

    Al completar tus datos podremos informarte de tu situación actual ante la Fiscal